Entre tanta falsedad muchas de mis mentiras YA SON VERDADES

lunes, 1 de febrero de 2010



Solo un beso, basta para curar este dolor.